Dinero y Olimpicos

2009/11/01

Dinero y olímpicos, son de alguna forma, una continuación del negocio de los olimpicos.

Los juegos olimpicos. Cada cuatro años, durante las estaciones de verano e invierno, multitudes de aficionados de todo el mundo se congregan a observar las competencias por el oro. Pero casi nadie nota que los juegos olimpicos de invierno convocan a menos deportistas, menos aficionados y mucho menos televidentes que los juegos de verano. Pongamos un ejemplo.

Cuando Utah ganó la oportunidad de acoger los xix juegos olimpicos de invierno en Salt Lake City, tuvo tambien un dramático impacto fiscal. 77 países participaron, 78 eventos deportivos tuvieron lugar allí. En total participaron 2.399 atletas de los cuales 886 eran mujeres. Más de 8.730 periodistas fueron a esa ciudad a cubrir los juegos. Los olimpicos de invierno generaron una cantidad importante de empleos, como 22.000 durante el año de la realización de los mismos. La producción durante las justas se estimó en 2,8 míl millones de dólares y la cantidad de visitantes por día se tasó en 50.000 personas.

Hay algo de dinero mediando la organización de unos juegos olímpicos, ¿no les parece?

BlogBlogs.Com.Br


El negocio de los olimpicos

2009/10/22

El negocio de los olimpicos trata de llamar la atención de los aficionados al deporte y legos, respecto a que la organización de unos juegos olimpicos es efectivamente una gran empresa y como toda empresa ha de generar unos réditos proporcionales a la inversión realizada.

Muy pronto arrancará la versión de los juegos olimpicos de invierno en Vancouver, Canada y un par de años después, los juegos olimpicos de verano en Londres, Inglaterra. Ambas organizaciones tiene el reto de invertir en infraestructura (y efectivamente lo hacen), desarrollo y escenarios. Pero los gerentes y lideres del COI saben que esto genera turismo, negocios, relevancia mundial a sus gestores. Los anteriores olimpicos, por ejemplo, los de Beijing, dejaron en ganancias más de 3.000 millones de dólares, una cifra nada despreciable, en tan solo 17 días.

Se trata de poner toda la carne en el asador, de mover convenientemente las fichas y de lograr que a cabalidad, los juegos olimpicos sean un gran negocio.